Bienvenidos, de nuevo

Gato perezoso

Gato perezoso

Bueno, bueno, bueno. Después de varios meses de parón de nuevo estoy por aquí. Vengo con muchas ganas de criticar, uno de nuestros deportes preferidos junto con otros que mejor no voy a nombrar.

Qué fácil es hablar por hablar. Qué fácil es opinar sobre todo sin ponerse en el lugar de los demás. Qué fácil es hablar sin saber. Que sencillo es… meterse con los demás. Es una terapia. Un desahogo. Lo bien que se siente uno cuando critica, reprocha, maldice, incomoda, joroba, fastidia… Es un placer poder despotricar sobre los temas que ocupan portadas de periódicos y telediarios, o sobre las noticias que pasan de puntillas por los medios.

Me pongo manos a la obra. Comenzamos.

Publicado en Inclasificable